• Noticias

La hermana de Ronaldo comparte una carta: «Papá dijo que sería el mejor»

Advertisement

Katia Aveiro desveló una desgarradora carta de 2005 en la que revela que el padre de Cristiano sabía que iba a convertirse en el mejor del mundo.

No cabe duda de que Cristiano y su familia son un grupo muy unido y están muy orgullosos de los logros de cada uno. En el cumpleaños de Ronaldo, sus hermanas compartieron mensajes muy emotivos para felicitar a su hermano. Sin embargo, fue la antigua anotación de Katia Aveiro en un diario la que hizo que todos estuvieran a punto de derramar unas cuantas lágrimas.

La hermana mayor de Cristiano Ronaldo compartió un texto que escribió en 2005 cuando el padre de la estrella de la Juventus, José Dinis Aveiro, estaba en el hospital. En él, comparte su preocupación y su angustia por el hecho de que su padre no la vea actuar en directo en el escenario. Además, habla de las promesas que José le hizo a su hermano cuando aún era un joven jugador del Manchester United.

Por desgracia, el padre de Ronaldo falleció en 2005, cuando el jugador se encontraba en Rusia con la selección nacional de Portugal. José Dinis tenía un gran problema con el alcohol y murió de insuficiencia renal y hepática a los 52 años.

Lea las emotivas palabras de Katia en 2005 y su actual mensaje para Ronaldo.

«‘Hoy estoy triste, papá está en el hospital. El lío en mi cabeza continúa, tantas preguntas sin respuestas […]. Sé que papá se pondrá bien, no nos fallará a nosotros ni a Ronaldo. Me preocupa que vaya a jugar la Eurocopa. Todo el mundo está extasiado, papá prometió que vería todos los partidos. Prometió demostrar todo lo que dice a menudo, que él [Ronaldo] será el mejor jugador del mundo.

Si sigue así, será el máximo goleador de la Premier League. Si sigue teniendo esta gran mentalidad, hará callar a mucha gente. Lo creemos, papá, sé lo orgulloso que estás de Ronaldo, así que no nos falles, papá. No vamos a renunciar a ti ni a las cosas que con tanta seguridad predicas en todos los rincones del mundo. No teníamos nada y estábamos todos juntos, ahora que tenemos tanto Dios nos quiere quitar. No estamos preparados para decir adiós’.

Tres años después, tú [Cristiano] eras el mejor jugador del mundo, ganaste todo lo que un jugador podía ganar ese año. La «promesa» continuó, conquista tras conquista.

Hoy cumples 36 años y recordé los momentos en que estuvimos juntos con una unión duradera, el amor que se construyó sobre las lágrimas y las luchas que solo nosotros conocemos. La historia continúa con las mismas personas, papá allá y nosotros aquí. Feliz cumpleaños, hermano. Que Dios te dé mucha salud porque el de arriba se encarga del resto».