• Noticias

La magia de Ronaldo inspira la famosa remontada del Real Madrid

Advertisement

Hoy hace cinco años, Ronaldo inspiró una increíble remontada para llevar al Real Madrid a las semifinales de la Champions League.

Cuando está Cristiano Ronaldo, siempre hay un camino.

Ya le hemos visto ir más allá y conseguir lo imposible muchas veces. Desde destrozar a Suecia, pasando por dar a Portugal un puesto en el Mundial, hasta salvar a la Juventus contra el Atlético de Madrid, la lista crece cada año.

Otro buen ejemplo fue hace cinco años en el Bernabéu, cuando el Real Madrid recibió al Wolfsburgo en el partido de vuelta de los cuartos de final.

Tras perder el partido de ida por 2-0 en Alemania, el equipo de Zinedine Zidane estuvo a punto de ser eliminado. Pero Ronaldo tenía otros planes y solo necesitó 17 minutos para igualar el marcador.

El astro portugués marcó su primer gol desde seis metros en el minuto 15, antes de anotar el segundo de cabeza solo dos minutos después.

En la segunda parte, CR7 marcó otro gol para completar su triplete y enviar al Real Madrid a su sexta semifinal consecutiva de la Champions League.

«Qué puedo decir de Cristiano Ronaldo», dijo Zidane tras el partido.

«Ha vuelto a demostrar que es el mejor jugador del mundo. Es un jugador especial».

«Dije que sería una noche mágica»

El portugués cogió el balón del partido al sonar el pitido final y se lo metió bajo la camiseta mientras los aficionados le ovacionaban a él y a sus compañeros.

«Dije que sería una noche mágica», anunció Ronaldo.

«Me gustaría quedarme con lo que ha hecho el resto del equipo, que ha jugado muy bien, y por su puesto con la afición, que siempre nos apoya».

«Siempre hay partidos especiales en la Champions. Hoy ha sido uno más intenso y eso ha supuesto una noche perfecta».

Sobre la consecución del 31º triplete de su carrera, Ronaldo añadió: «Tantos hat tricks no están mal, ¿verdad? Los goles están en mi ADN».

Posteriormente, Ronaldo condujo al Real Madrid al título de la Champions en mayo, al vencer al Manchester City en semifinales y al Atlético de Madrid en la propia final.

Terminó la temporada con la increíble cifra de 16 goles.

Sin embargo, poco sabía Ronaldo por aquel entonces que aquello no era más que el principio. Acabó ganando otras dos Champions y ahora se le considera el mejor jugador de la historia de la competición.