• Reacción

«Me digo a mí mismo que soy mejor que Messi y Ronaldo»

Advertisement

En una reciente entrevista, una de las estrellas emergentes del mundo confesó que se dice a sí mismo todos los días que es mejor que Messi y Ronaldo.

No hay muchos jugadores en el mundo que tengan la habilidad de considerarse mejores que Messi y Ronaldo. De hecho, seguimos pensando que pasará mucho tiempo antes de que cualquier jugador pueda presumir de tener una carrera similar a la de esos dos. Sin embargo, hay un puñado de jugadores que tienen la confianza y el talento para sentirse a ese nivel. Tal vez solo dos jugadores empiecen a registrar números similares en esta etapa de sus carreras.

Esos jugadores son Erling Haaland y Kylian Mbappé. Siempre nos hemos preguntado si se comparan con ellos de alguna manera, y acabamos de obtener la respuesta. El delantero francés acaba de confesar que en realidad se dice a sí mismo todos los días que es mejor que esas dos leyendas. Aunque no lo consideremos cierto, hay que reconocerle esa confianza.

Mbappé demuestra su fuerza de carácter.

«¿El ego? Por supuesto, es importante porque cuando estás en la cuerda floja, nadie más te va a empujar», dijo RMC Sport. «Y tienes que convencerte de que eres capaz de derribar montañas. La gente no entiende el ego, pero cuando no estás bien, no hay nadie que venga a tu casa a decirte que puedes hacerlo. Solo eres tú y tu mentalidad. Solo estás tú. Tienes que convencerte de que eres capaz de hacer grandes cosas. Cada vez que voy a una cancha siempre me digo que soy el mejor y, sin embargo, he jugado en canchas donde estaban Messi y Cristiano Ronaldo.

«Son mejores jugadores que yo, han hecho mil millones de cosas más que yo. Pero, en mi cabeza, siempre me digo que soy el mejor porque así no te pones límites y tratas de dar lo mejor de ti. Por supuesto, a veces la gente no lo entiende porque creo que quizá también existe esa barrera que se crea en relación con este tema, en la que no se explica realmente qué es el ego. Para la gente, el ego es simplemente no hacerle un penalti a un amigo, tener un sueldo mejor que el del jugador del equipo rival. No es sólo eso, también está en la preparación. Es algo personal, superarse a sí mismo, va más allá de esa cosa superficial de decir ‘yo, yo’. Pero creo que hay mucho que decir al respecto».